Desde hace un tiempo noto una creciente demanda por saber cómo ser más feliz. No sé cómo se vivirá eso en países con menor nivel de vida pero está claro que en nuestro entorno el concepto de Felicidad está en alza. La gente no se conforma con tener dinero o seguridad. Lo que quiere es ser feliz. Y busca información y pone interés en conseguirlo.

Me parece muy bien. Es alentador, aunque percibo una tendencia obsesiva con el tema. Si uno mira en internet en sitios de salud mental, crecimiento personal o similares, se encuentra millones de mensajes, artículos y demás, relacionados con el tema. Yo también escribo de una manera u otra sobre ello. Lo que no sé es si es tan buena esa búsqueda incansable de la felicidad. Cuando leo acerca de ello, muchas veces me agota por varias razones: hay múltiples recetas para ser feliz en las que  te piden que le dediques 5 o a lo sumo 15 minutos al día a esto o aquello. Uno al final puede sentirse abrumado entre tanto mensaje y desalentado si no funciona. Porque creo que para estar mejor se necesita más tiempo.

Otra cosa que veo es que, hoy en día, parece que hay que estar siempre de buen humor, siempre estar “en positivo”. Está mal visto no encontrarse bien. Dios me libre, y más dedicándome a la psicología, de promover emociones negativas; pero no se permite estar mal, es decir: enfadado, triste, rabioso, decepcionado… Creo que estas emociones son humanas y hay que darles su espacio. No hay que recrearse en ellas pero tampoco darles carpetazo sin más, porque a veces necesitan procesarse, aunque sea de manera no consciente.

El último aspecto que me preocupa es la frustración que puede generar no conseguir ser feliz. Una persona puede poner todo de su parte para serlo y por razones que a veces no entendemos, no lo consigue. Puede que necesite más tiempo, o que las circunstancias sean tan adversas que le resulte difícil conseguirlo. Eso no quiere decir que lo esté haciendo mal. Solo que no es el momento o que necesita ser más paciente.

Intenta estar bien. La felicidad ya llegará.

Visítanos en www.atenpsi.es