La imagen que nos encontramos es la de un lechero en Inglaterra después de los bombardeos alemanes. El hombre va con buena cara a seguir con su deber pese al destrozo que le rodea. Se supo mucho más tarde que era un montaje del gobierno inglés para subir la moral de la población. Seguramente este tipo de estrategias contribuyó notablemente a no darse por vencidos. Que sean verdaderas o no, en este caso casi parece irrelevante. Lo importante es lo que provocan en el sentir del receptor. Es sabido que tener una idea acerca de algo condiciona nuestro acercamiento a ello.

Una persona está convencida de que la gente le mira de manera especial por algo que ella sabe, y su respuesta será la de atención desmesurada a lo que los otros hacen o cuchichean. Sacará conclusiones de lo que piensan acerca de él y probablemente condicione su manera de actuar.

Otra ha tomado algo que le han dicho que le hará estar más sana, y se ve con más fuerza para emprender actividades.

Aquel fue a que le echaran las cartas y le vaticinaron una relación en breve. Desde entonces, sale continuamente y está más receptivo a posibles conquistas.

¿Quiere decir eso que por creer algo (bueno o malo) va a suceder? No necesariamente, pero sí que activa potenciales muy poderosos para que se pueda dar. Este fenómeno se llama también Autoprofecía Cumplida. Cuando estamos convencidos de que va a suceder algo, sin darnos cuenta, ponemos en marcha elementos para que eso se cumpla. Así, si me entero que a una fiesta que voy a ir, va a haber mucha gente que no me cae bien, probablemente, interactúe poco o nada, que esté frío u hostil, etc., Al final me iré a casa diciéndome: “Ves, lo que yo decía. Esta gente es un asco”. No habré analizado que yo también he contribuido al rechazo.

En la Terapia Breve centrada en Soluciones, fomentamos mucho el lenguaje orientado hacia el futuro como si éste se fuera a cumplir sí o sí. Usamos mucho el tiempo futuro y poco el condicional. Creemos en el poder de la sugestión y que cuando la persona se visualiza diciendo o haciendo algo en el futuro, ya tiene muchas probabilidades de que se cumpla. Por supuesto, teniendo en cuenta que está más o menos en su campo de acción. Así muchas veces, formulamos “Cuando hagas 2 km andando, ¿cómo te sentirás?” Damos por supuesto que va a hacer esos 2 km y así se lo transmitimos.

En esto, era un maestro Milton Erickson, que mediante la sugestión creaba climas propicios para el cambio. Después su influencia es extendió a muchas terapias de corte Sistémico y Estratégico, y finalmente a la Terapia Breve.